El fútbol vuelve a la Ucrania devastada por la guerra

Ta liga de fútbol de Ucrania arranca el martes en vísperas de seis meses de enfrentamientos entre ucranianos y rusos.

“Esta es una iniciativa única en la historia”, dijo andri pavelko, presidente de la Asociación Ucraniana de Fútbol (AUF). “Fútbol contra la guerra en condiciones de guerra. Fútbol por la paz”.

El último campeonato ucraniano también comenzó en el verano, pero nunca se reanudó después de una pausa invernal de tres meses debido al inicio de la campaña militar rusa el 24 de febrero.

“Gracias a Dios y al ejército ucraniano que el fútbol se está reanudando en Ucrania”, dijo romano grigorchuk, entrenador de Chernomorets. “Gracias al deporte, podremos mostrar la fuerza de nuestra nación”.

Dos equipos no competirán en la liga por razones obvias. Mariupol no aparecerá después de que las tropas rusas tomaran la ciudad portuaria, y tampoco Chernobyl, una de las ciudades más afectadas durante la guerra.

Sin ventiladores y refugios antiaéreos

“El principal problema de la liga es la seguridad de sus participantes”, admitió Pavelko.

Explicó que la federación recibió protocolos de seguridad que fueron consensuados por el ejército, fuerzas de seguridad y autoridades locales.

Al igual que para todos los civiles ucranianos, la clave para los futbolistas es la seguridad. El hecho de que no se conozcan los horarios ni qué estadios se utilizarán para la segunda jornada es para garantizar que sean lo más seguros posible.

Lo que se sabe es que no asistirán fanáticos, aunque sí un gran contingente militar. En caso de sirena de ataque aéreo, los participantes se dirigirán a los refugios que se han construido a no más de 500 metros de distancia de cada estadio.

“Realizar partidos de fútbol durante la guerra no es solo deporte. Demuestra el coraje de nuestro pueblo, su espíritu y deseo de victoria”, dijo Pavelko.

La liga 2021/22 se suspendió oficialmente en abril después de que se declarara la ley marcial. Shakhtar Donetsk era el líder en ese momento y se declaró ganador, aunque no se otorgó ninguna copa.

El Shakhtar abre la temporada

El primer partido de la nueva temporada contará con el Shakhtar, que no juega en casa desde 2014 debido al levantamiento prorruso en el Donbas.

The Miners albergará Metalist 1925 en Lviv, el destino de millones de refugiados en los últimos meses. Metalist también conoce de primera mano cómo es el conflicto en Kharkiv, una de las ciudades más golpeadas por las bombas rusas dada su proximidad al Donbas.

La liga contará con 16 equipos. El otro equipo de Donbas, Zorya Lugansk, jugará en Zakarpatia, que albergará dos partidos en la primera jornada dado que se considera una de las regiones más seguras del país al estar en Occidente.

El resto de los partidos se llevarán a cabo en Kiev, ya que no hay amenaza de un ataque ruso a la ciudad en este momento.

“Estamos agradecidos y orgullosos de los defensores de nuestro país”, dijo Grigorcuk. “Este campeonato es una prueba seria de la calidad del trabajo de todos los clubes y los servicios pertinentes que garantizan la funcionalidad y seguridad de los partidos”.

Por otro lado, los partidos europeos no tendrán lugar en Ucrania. El Dínamo de Kiev acogió recientemente su partido de clasificación para la Liga de Campeones contra el Benfica (0-2) en Lodz, Polonia. Lo mismo ocurre con Dnipro, Zorya y Vorskla Poltava.

El Shakhtar, que se ha clasificado directamente para la Liga de Campeones, también tendrá que jugar partidos de local en el extranjero durante la fase de grupos, y el sorteo se realizará a finales de esta semana.

éxodo brasileño

El Shakhtar, que ha dominado el fútbol ucraniano durante los últimos 20 años, solía tener siempre a varios brasileños en sus filas.

Esos días quedaron atrás, ya que los jugadores brasileños aprovecharon la autorización de la UEFA para romper sus contratos y dejar el club.

A los jugadores les gusta Marcos Antonio, Ismaili, Dodo y Marlon se han mudado a Italia y Francia. Aparte del centrocampista croata Neven Durasek y delantero de Burkina Faso Lassina Traorélos mineros tendrán que depender únicamente de jugadores ucranianos.

entrenador italiano Roberto De Zerbi también se ha marchado, sustituido por el croata Igor Jovicevic.

“Seremos un equipo con jugadores ucranianos hambrientos. Es hora de sobrevivir, de ser una familia y hacer algo bueno por nuestra gente”, dijo el director de fútbol del Shakhtar. Darío Srna.

En cuanto a los rivales Dinamo de Kiev, Mircea Lucescu todavía está a cargo. La plantilla ha visto un éxodo de extranjeros, aunque de la talla Denys Garmash, Mykola Shaparenko y Viktor Tsyhankov permanecer.

El choque entre el Dínamo y el Shakhtar tendrá lugar en la séptima jornada a mediados de octubre.

Leave a Comment