Cómo planea Ancelotti manejar a Camavinga

REl campo de entrenamiento del Real Madrid en Estados Unidos ha permitido Carlos Ancelotti mantener conversaciones individuales con casi todos los jugadores de la plantilla.

En los chats privados, el italiano ha explicado sus últimos planes y ha dado consejos y cariño a jugadores que tienen objetivos tanto personales como colectivos. Una de esas conversaciones que tuvo Ancelotti fue con Eduardo Camavingauna de las revelaciones de la temporada pasada.

El centrocampista francés se convirtió rápidamente en el Estadio Santiago BernabéuEl súper suplente, demostrando ser vital en la Champions League con sus apariciones desde el banquillo. Siempre estuvo dispuesto a ayudar en los cambios de juego y demostró que, a pesar de tener solo 19 años, tenía capacidad de sobra para jugar en el club.

El jugador lo sabe y también Ancelottique ya trabaja en la dirección de la segunda temporada del francés en el Madrid.

El objetivo es que tenga más minutos en el equipo que el año pasado, pero quizás no tantos como le gustaría al jugador. Camavingaademás de querer ser un habitual en el Madrid, aspira a estar en la convocatoria de Francia para el Copa del Mundo en Catar. Es por eso que también se esforzó aún más durante sus vacaciones de verano.

Su caso no es como el de Aurelien Tchouameni, que tiene un puesto bastante consolidado en la plantilla junto a Didier Deschamps. Camavinga aún no ha derribado la puerta y para eso necesita jugar con regularidad en el Real Madrid. Sin embargo, con Casemiro, Toni Kroos y Luka Modric en el equipo, un puesto de once inicial no es posible en este momento.

Por eso Ancelotti recomienda al jugador estar tranquilo. El técnico tiene claro que va a ser un jugador muy importante, que tendrá más minutos que la temporada pasada y que le dará un puesto de titular si se lo gana, pero le ha hecho ver que aún le falta estar paciente y seguir aprendiendo de los veteranos. A sus 19 años todavía tiene mucho margen de mejora y le invita a seguir la fedevalverdeEl camino de hacer carrera en el Real Madrid.

El camino de Valverde

Valverde es el mejor ejemplo que el centrocampista francés puede encontrar en la plantilla. El uruguayo lleva dos años llamando a la puerta del once inicial, pero no fue hasta febrero del año pasado cuando consiguió abrirse paso.

En ese tiempo, el uruguayo ha pasado por buenos y malos momentos, siempre esperando su oportunidad, sin alzar la voz. Las dudas inundaron su cabeza en muchas ocasiones, pero nunca se planteó realmente dejar el Real Madrid y siguió luchando y luchando en cada entrenamiento, esperando su oportunidad, que finalmente llegó.

Luego se convirtió en titular indiscutible en todas las noches grandes del Madrid, esta pretemporada incluso ha lucido el brazalete de capitán. Ancelotti no duda en señalarlo como ejemplo para canteranos y recién llegados.

El Madrid espera que Camavinga siga el camino de Valverde y no el Martín Odegaard ruta, un jugador que nunca tuvo paciencia en el Madrid y que pidió salir en tres ocasiones cuando primero Zinedine Zidane y luego Ancelotti no pudo garantizarle un cierto número de minutos. El noruego fue una gran decepción para el club, pero respetaron su decisión de marcharse.

Leave a Comment